… me tocó decir un discurso

… para niños que finalizaron la primaria!!

Familia docente, directivos y empleados. Familiares de estos niños. Estudiantes. Buenas tardes. Gracias por esta oportunidad.

Debo confesar que el primer planteo de este orgulloso desafío era definir

¿A quiénes hablo?

¿Qué les digo?

¿Quiénes pueden ser receptivos al mensaje emocionado de un abuelo en una ocasión como esta?

Al final del asunto “son los niños”, a los que pido que me escuchen y piensen en sus padres y la escuela, como el más firme apoyo en esta etapa que comienzan.

A LOS PADRES

Los niños de hoy, se incorporan a una etapa de aprendizaje, se integran a una generación que pasaron de usar el vídeo Betamax, a navegar con soltura en los sistemas streaming. Usaron el teléfono fijo para comunicarse con sus amigos y toda clase de teléfonos móviles, hasta llegar a los llamados teléfonos inteligentes. Pasaron de usar disquetes para almacenar su información, a quemar CD, usar USB y hasta el almacenamiento en la nube.

Estos cambios ocurrieron en menos de 20 años y muchos padres de estos niños aprendieron a adaptarse, y sus hijos, los que hoy emprenden otra etapa, lo seguirán haciendo.

Los sociólogos definen a la nueva generación como los milenials, y como generación búmeran o generación Peter Pan, a quienes se les percibe una tendencia a demorar algunos ritos de paso a la edad adulta, por períodos más largos que las generaciones anteriores, y que algunos demoran la transición entre la infancia y la adultez, como respuesta a ciertos errores que ven o creen ver en sus padres.

¿Cuándo llegará otra línea divisoria entre ésta y la generación siguiente?

«No  podemos asegurar en qué momento de la historia se trazará, hasta que esta generación se desarrolle totalmente”.

Mis padres me ayudaron con globos y palotes, nosotros ayudamos a nuestros hijos con pica pica, rayitas y cuadraditos, nuestros hijos a nuestros nietos con otra forma de ver conjuntos, divisores y dividendos (inentendible).

Seguramente algún padre de hoy será ese abuelo que en este lugar volverá a plantearse

¿Qué le digo a esta nueva generación?

¿Cómo les hablo?.Esto, queridos amigos ni puedo imaginar, el desafío.

Trataré de plantear un eje común que no debemos descuidar y en el mejor de los casos fortalecer.

Queridos padres:

Todos estaremos muy ansiosos por ver que les vaya bien en la “secundaria”, pero, por favor, recuerden que entre los estudiantes, habrá un artista al que no se le darán bien las materias más duras, un emprendedor al que no le gustará la historia o la literatura, o un atleta para el que su condición física es más importante que la propia física.

Si su hijo obtiene las mejores notas, ¡felicidades!

Pero si no lo consigue, por favor no lo despoje de su dignidad ni de su confianza en sí mismo.

No le arrebate sus sueños.

Ellos vinieron a este mundo, para hacer cosas mucho más importantes que nosotros en esta vida.

Dígale que lo quiere y que no lo juzgará.

Hágalo, y cuando lo haga observe cómo su hijo se lanza a la conquista.

“Los médicos y los ingenieros no son las únicas personas felices en este mundo.”

A los abuelos

El papel de los abuelos, es difícil en la sociedad actual. La esperanza de vida y el avance de la medicina han hecho permanecer a las personas, más jóvenes y más sanas durante más tiempo.

La importancia de los abuelos, en la vida de los niños, está más que comprobada, los abuelos no sólo cambian la vida de los niños y sus padres, sino que se hacen trascendentales en la atención, el cuidado, la educación y protección de los niños en la casa.

Los abuelos hemos dejado de ser los padres ausentes de los padres, que visitábamos los fines de semana, o durante el verano; consintiendo a sus nietos, la importancia de los abuelos en la vida de los niños ha crecido considerablemente, éstos son grandes amigos de los niños, los cuidan, los llevan, asisten sus obligaciones, su alimentación y comparten sus experiencias con ellos.

A pesar de esta maravillosa posibilidad, este hecho puede ser dificultoso por muchas circunstancias.

Cuando lo logramos, asumimos con gran alegría este rol, es revitalizante y nos sentimos útiles y compañeros de los niños; otros asumen este rol para ayudar a sus hijos pues sus obligaciones laborales así lo requieren.

La historia familiar se transmitirá de padres a hijos y con ella se sentarán las bases de las identificaciones personales, de las que estamos tan necesitados en los momentos actuales.

Miraremos desde el corazón a los hijos de los hijos.

Contando historias de infancias que constituyen identidad.

Cantaremos y bailaremos más o menos, pero con ternura.

Escucharemos con atención, ofreceremos consuelo, jugaremos con picardía siendo cómplices y guía a la vez.

Por sobre todo, amar incondicionalmente.

El clima de amor, que es la base de la estabilidad de la familia, se enriquece con esta intervención, si sabemos equilibrar el cariño con la exigencia educativa y de reconocimiento de los errores.

A los maestros y la escuela

Los maestros y la escuela, constituyen el entorno social, ético y práctico del aprendizaje.

El paso de la primaria a la secundaria no solo cambia formalmente, también cambia el rol y, casi imperceptiblemente, cambian los maestros y los maestros a la escuela y eso empuja a un nuevo aprendizaje y empujará al niño a la adolescencia y la adultez, incentivando su fuerza y audacia del espíritu, y se encontrarán la transformación de la propia educación.

En este proceso, nuestros nietos recibirán seguramente una guía para

La comprensión de sus propios recursos y habilidades

Disposición para aprender permanentemente

Coraje para innovar y generar cambios sostenibles.

A aprender con otros, a través del hacer.

Y sobre todo reencontrarse con la pasión por aprender.

Los niños que vemos hoy, en poquito tiempo compartirán el desafío a transformarnos y transformar el mundo que nos rodea, siendo ellos mismos ese cambio que queremos cristalizar.

La práctica de la enseñanza y el aprendizaje hace al colegio responsable y protagonista de su desarrollo, poniendo en juego cabeza, corazón y manos cuidando ya no a niños, sino personas.

Tal vez, cuando los hijos de nuestros hijos se formen en lo que hoy entendemos como educación, la escuela se haya transformado en un aula virtual, en que se deberá cuidar que no quede vacía de humanidad.

¿Qué les puedo decir a los niños, a nuestros nietos y que lo recuerden?

Haré el intento

-Estén seguros que somos conscientes de todos los sacrificios que han hecho estos años, para llegar a esta etapa y nos sentimos felices por ello-

-Estén convencidos de que esa nueva etapa hay que cumplirla-

-Conserven toda esa espontaneidad, dulzura y pureza de sus almas-

-Se prepararán para más estudio y trabajo, ambas cosas necesitarán esfuerzo, y entenderán en poco tiempo, cuanto se disfrutan los logros por este camino-

-Hoy dejan atrás estas aulas, háganlo con agradecimiento, a sus maestras, a sus profesores, a todo el personal de la escuela, al compañero; con el tiempo notarán que ser agradecido, es parte del tesoro de la vida

Gracias de nuevo por la oportunidad de ser hoy, el abuelo de todos, pedirles a los niños que todo lo que le suceda, deben compartirlo con sus padres, el entretenimiento y lo virtual no debe ganarle a la relación familiar.

Repito mi más ferviente deseo:

“Empieza esta nueva etapa, dispuesto a realizar tus sueños dándoles forma, hacerlo acompañados de tus padres y juntos llegar a un mundo que  muchos de nosotros tal vez no veremos, y menos podemos imaginar, como no lo imaginaron nuestros propios abuelos……………. y hacerlo en total felicidad”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: